La poderosa Águila Azul es una formación de ángeles de relámpago azul que vienen de Sirio  para ayudar al Arcángel Miguel en su trabajo por las evoluciones de este sistema solar.

Sus legiones se mueven en la formación de la poderosa águila que se encuentra en el Sello del Presidente de los Estados Unidos. Cuando estudiamos los componentes de la poderosa Águila Azul, vemos que cada pluma y cada parte es un ángel de llama azul. Se trata de una gran formación que llena los cielos estrellados.

El Águila Azul es el símbolo de la Estrella Divina Sirio, el símbolo de la conciencia expansiva y la elevación de la Madre, el símbolo del juicio y de la vigilancia y de la rapidez del Ojo Omnividente de Dios. La poderosa Águila Azul contempla al enemigo y lo echa fuera para la venida de los hijos del Ser Único. Estos ángeles también refuerzan el trabajo de los ángeles de la llama violeta.

En 1977 el Arcángel Miguel anunció que Surya había asignado a cada Guardián de la Llama diez ángeles de la poderosa Águila Azul. Estos ángeles permanecerán con usted las veinticuatro horas del día para mejorar su servicio a la luz. Puede llamarlos para que realicen funciones que usted no puede hacer. El Arcángel  Miguel dice: “Son casi físicos, amados, tan tangible es su presencia”.
Saint Germain ha explicado que esta poderosa formación de ángeles fue la que respondió a las oraciones de George Washington (ahora el maestro ascendido Godfre) en Valley Forge:

general-washington-praying-at-valley-forge-war-is-hell-store
“Lo veo de rodillas en oración, rezando por América. Y veo legiones provenientes de la Estrella Divina Sirio atender a las oraciones del general. Veo cómo las palabras de sus labios en aquel frío día en el bosque fueron escuchadas por la poderosa Águila Azul de Sirio, que respondió instantáneamente; estas legiones de luz que emprendieron el camino, acampando a su alrededor y entre los hombre y que, mediante la infusión de esa luz adivina, aseguraron la victoria…
Sobre todo, os pido, Guardianes de la Llama, que os arrodilléis en oración una vez al día con Godfre y conmigo antes de acostaros y que os acordéis de llamar pidiendo la victoria de la luz en América y en los corazones del pueblo estadounidense. Y os puedo asegurar por todo cuando vive y respira, por todo lo que es santo en el amor, que la poderosa Águila Azul de Sirio responderá a vuestra llamada y liberará a esta nación como una nación bajo Dios, indivisa, a salvo en la unidad de la luz”