……Es el grito que millones hacen.

El hombre presupone que la voluntad de Dios se oculta de  Èl, como si fuera parte del plan que el Dios Eterno jugara al escondite con Èl,  No es asi…….

La voluntad de Dios es inherente dentro de la vida y meramente espera la señal de liberación por parte de la voluntad del hombre para irradiar el poder del dominio al mundo del individuo.

Hay un lazo soberano entre la voluntad mortal y la inmortal. En la afirmación de Jesùs:  “ A vuestro Padre le ha placido daros el Reino”, los hombres pueden percibir

la voluntad eterna como la màs completa medida del amor eterno.

¡Abandonad , entonces, vuestros sentimientos de posesión sobre vuestra propia vida¡ Renunciad al sentido mezquino de pecado y rebelión, el lastimoso deseo de privilegios para uno mismo que engendra servidumbre.

Ved la voluntad de Dios como omnipresente y completa, el santo latir del sagrado corazón palpitando dentro del vuestro.

Sabed y comprended que la renuncia no es olvido, sino un punto de comienzo y de un mayor gozo.

Ahora bien, la responsabilidad no cesa, sino que comienza de nuevo; y el hombre se consagra al propósito eterno:  La defensa de la voluntad de Dios.

A aquellos que buscan el Cielo Azul en el que brilla el Sol.

“Los astronautas que viajan al espacio perciben toda esta inmensidad, pero no pueden recibirla dentro de sì mismos; porque también ellos han limitado su conciencia.

El manjar del pensamiento que han tomado como su porción, es demasiado finito y demasiado pequeño, aunque es  mucho màs extenso que el que los hombres ordinarios en su estrecho marco de referencia.

Pero  ahora intentamos entender el empuje del propósito , definir el universo dentro del Microcosmos, el hombre, y establecer una conexión entre los dos mediante la extensión de la Voluntad Divina, la Sabiduría Divina y la Presencia Divina.

Porque no podemos dejar de obtener cierta perspectiva de los mundos internos y externos a través de su  totalidad, que trae a los hombres la bendición de la felicidad y detiene la afectada estupidez de mentes irreflexivas y necias.

Y cuando la mente ha comprendido el principio de bondad y compasión, esta pequeña faceta de la Voluntad Divina puede girar la palanca de las naciones y hacer que respondan.

¡¡¡¡¡¡Que  milagro es, pues, la Voluntad De Dios¡¡¡¡  ¿ Y cuales son son sus modos?…..No traiciona a nadie, sino que convoca a los elegidos a la primicia de propósito.”