Crea con el sonido - Afirmaciones que curan y transforman Elizabeth Clare ProphetLa Ciencia de la Palabra Hablada – El Secreto Para Transformar la Vida

Los Maestros Ascendidos enseñan que no hay un poder mayor que el de la Palabra hablada para realizar cambios duraderos.

En los tiempos que corren, los estudiantes de los Maestros han usado la Palabra hablada en más de treinta años para traer cambios a su vida. Las personas más espirituales que formaban parte de escuelas de antiguas tradiciones en todo el mundo la han empleado durante siglos.

Los místicos hindúes, budistas y judíos creen que la Palabra crea e impregna todo lo que existe. Si acatamos lo que afirman estos místicos, concluiremos que la Palabra es la fuerza creativa más poderosa del universo. Y si es capaz de crear mundos, ¡imagínese lo que puede hacer por nosotros!

La Palabra: el Poder de la Creación

¿Por qué tiene la Palabra tanto Poder? La Biblia y los antiguos vedas indúes dicen que la Palabra es Dios o Brahmán. Leemos en los textos vedas: “En el principio era Brahmán con quien era la Palabra, y la Palabra era Brahmán” Así mismo, el apóstol Juan escribió: “En el principio era la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios”¹. El Génesis relata que cuando Dios dijo las palabras “Hágase la Luz”², el proceso de la creación comenzó. La Palabra que pronunció no fue cualquier palabra: era la Palabra de Dios, es decir, una frecuencia emitida como la Palabra Sagrada OM en el origen de la creación.

Desde el punto de vista de los indios orientales, el universo entero es un océano de sonido y luz de grandes variables de densidad o luminosidad. Según sus creencias, el sonido incluso precede la luz. Esta visión del mundo explica de algún modo porque Dios tuvo que “hablar” para que la luz apareciera. Los místicos de oriente y de occidente comprendieron como engarzar con el poder de la Palabra. Conectaron con esa fuerza de la creación mediante la repetición oral de mantras y de los nombres de Dios.

Los Maestros Ascendidos han desarrollado este poderoso ejercicio a través de una poderosa forma de oración hablada que han enseñado a sus estudiantes, denominada la Ciencia de la Palabra hablada. Hoy día, los discípulos emplean la Palabra en afirmaciones, oraciones, mantras y decretos (éstos son un tipo rítmico de oraci ón hablada) para dirigir la esencia de la Luz de Dios, de la Presencia YO SOY y de los Seres Cósmicos a los planos de la materia con el fin de operar transformaciones y cambios constructivos.

El sonido afecta la materia

Los antiguos sabios de oriente enseñaban que la materia es, en realidad, la recíproca interacción de ondas de sonido. Hans Jenny, doctor suizo y científico, demostró, por medio de experimentos prácticos, cómo el sonido da forma a la materia. En dichos experimentos usaba un oscilador para hacer vibrar materiales sobre varias membranas y luego fotografió los resultados. A través del uso de diversas frecuencias, tonos y volúmenes, Jenny mostró cómo el sonido es capaz de crear formas y patrones intrincados y geométricos, muchos de los cuales guardan un asombroso parecido con ciertos patrones que se encuentran en la naturaleza.

El sonido se usa hoy día en métodos activos para transformar la materia. La tecnología médica moderna lo emplea para limpiar heridas y pulverizar piedras de riñon. Los que ejercen medicinas alternativas utilizan frecuencias tonales para contribuir a la sanación de órganos. Se investiga incluso el sonido como fuente de energía para reemplazar métodos tradicionales de generar fuerza. ¡Ha llegado la hora de empezar a utilizar el Poder creativo del sonido en nuestra vida.

La utilización del Poder ilimitado mediante afirmaciones

Las afirmaciones constituyen un excelente inicio para volver a crear el mundo que nos rodea y a nosotros mismos por medio del sonido de la Ciencia de la Palabra hablada. Se han utilizado en escuelas de pensamiento positivo durante muchos años con el fin de ayudar a la gente a relajarse, a mejorar en su trabajo o en su deporte, o simplemente para ser más feliz.

Suelen comenzar con las palabras “YO SOY”, seguidas de una cualidad que se desea poseer o una acción que se quiere realizar. He aquí algunos ejemplos: “¡YO SOY una persona de éxito en mi trabajo!””¡YO SOY el que vence todos los obstáculos y limitaciones!”.

El Poder de las afirmaciones reside en las palabras “YO SOY”, que proviene del nombre de Dios “YO SOY EL QUE YO SOY”. Desde el punto de vista espiritual las palabras “YO SOY” significan “Dios en mí es”. De modo que cuando decimos “YO SOY” o “YO SOY EL QUE YO SOY” nos conectamos con la ilimitada luz espiritual de la divinidad, la cual nos es transmitida al instante.

1. Juan 1:1 (Biblia de Jerusalén).
2. Génesis 1:3.