Rafael y Maria

El Arcángel Rafael, cuyo nombre significa Dios ha curado ó Dios curará, sirve en el rayo verde esmeralda, el quinto rayo. El Zohar, un texto místico judío, dice que Rafael se encarga de la curación de la tierra, así también como de los hombres. En el Cristrianismo, Rafael es reverenciado como el ángel que curó al enfermo en el estanque de Bethesda.

El complemento divino de Rafael es María, la madre de Cristo. Los Maestros Ascendidos revelaron que Dios llamó a María, una arcangelina, a encarnar para que pudiera ser algún día la madre de Jesús. En preparacíon para su misión, María sirvió largo tiempo en Atlantis y trabajó en los templos de curación de ese continente. A veces se le llama Madre María, Virgen y Reina de los Ángeles. La Madre María sostiene el concepto inmaculado para cada alma en la tierra. Puedes llamarla para que te ayude a adaptar a tu divinidad innata. Los Rosarios son frecuentemente dados como una poderosa manera de invocar su asistencia.

El Arcángel Rafael y María trabajan con los estudiantes en la maestría de la Luz del chacra del tercer ojo. Este chacra y el rayo verde tratan con la integridad, la visión, la verdad, la curación, la ciencia, el sostenimiento del concepto inmaculado para uno mismo y para otros, y el deseo de manifestar la vida abundante en la tierra. Estos arcángeles también puede servir como fuente de inspiración para los músicos, cantantes y compositores para la creación de música curativa e inspiradora.

También puedes llamar a María y Rafael para la curación en momentos de enfermedad, cuando necesites la visión para un proyecto particular, o cuando un incremento de recursos le permitiría cumplir mejor con su misión. Y puedes llamarles para curar tu alma de dificultades presentes y traumas del pasado. La siguiente es una breve oración para la curación que puede dar en cualquier momento:

Rafael y Maria, os pido por [nombre suyo y/ó de otra persona]

Para ser sanado de [nombre la condición]

De acuerdo con la Santa Voluntad de Dios.


¡YO SOY la perfección de Dios manifestada

en cuerpo, mente y alma–
YO SOY la dirección de Dios fluyendo
Para curarme y mantenerme íntegro!.