Los cuatro cuerpos inferiores

El Cuerpo Etérico o Cuerpo de la Memoria: Este es el Cuerpo de Fuego, y como tal, tiene la mas alta vibración de todos los cuatro cuerpos. Corresponde al elemento fuego. Este es el único de los cuatro que es permanente. Es transportado de encarnación en encarnación, mientras que el mental, el emocional, y el físico pasan por el proceso de desintegración.

Dentro del Cuerpo Etérico hay dos campos de fuerza. El Cuerpo Etérico Superior y el Cuerpo Etérico Inferior. El Cuerpo Etérico Superior está designado a registrar la perfección de la Presencia YO SOY y a anclar en el alma el plan divino original de su Individualidad Crística. El Cuerpo Etérico Inferior es la mente subconsciente que almacena el recuerdo de la vida del alma, todas sus experiencias, sus pensamientos sus sentimientos, sus palabras, y sus acciones, las cuales son expresadas a través de los cuerpos mental, emocional y físico.

Los registros en el Cuerpo Etérico Inferior son primariamente de la imagen sintética y sus envolturas en la sociedad sintética. Capa sobre capa estos registros se acumulan como rocas sedimentarias de una encarnación a otra.

El Cuerpo Mental: Fue diseñado para ser el cáliz de la Mente de Dios a través de Su Cristo, siempre que el alma se encuentre en perfecto alineamiento con la Luz. Corresponde al elemento aire. Lo utilizamos para analizar y organizar información para resolver problemas y sacar conclusiones sobre infinidad de situaciones que se nos presentan en la vida.

Cuando el Cuerpo Mental se llena con la sabiduría mundana el alma baja su conciencia y de esa forma la mente carnal desplaza la Mente del Cristo.

El Cuerpo Emocional: También conocido como el Cuerpo del Deseo o el Cuerpo Astral. Actúa como el reflector de los sentimientos de Dios y del Cristo (como si de un espejo se tratara); de los sentimientos de misericordia y compasión; de fe y esperanza; de amor, de determinación, de ardiente fervor y la apreciación de la Ley Cósmica, de la Ciencia Cósmica y las Artes Divinas. Este es también el depósito de los sentimientos del alma, sus deseos, y sus emociones (sus energías en movimiento), las que en muchos son a menudo más turbulentas que pacificas, como miedo, frustración, etc. Corresponde al elemento agua, y podemos experimentar este cuerpo como oleadas de energía que nos impulsa a actuar.

Cuando el alma lleva al cuerpo emocional hasta tenerlo bajo el control de Dios, el tiene a su comando un de los más grandes poderes del Universo para llevar a cabo la Bondad y para expandir a través de todo el Cosmos la Libertad de la Verdad, la Paz de la Vida y el Poder del Amor.

El Cuerpo Físico: Este cuerpo es el más conocido y el que vemos, proporciona la oportunidad para que el alma exprese la máxima concretización de sus intenciones en la materia. Corresponde al elemento tierra. Se podria decir que hace de manos y pies de los cuerpos restantes. Es el punto focal para la cristalización del plan divino. También se ha convertido en el depósito de los pensamientos imperfectos y sentimientos registrados sobre su cuerpo etérico inferior o subconsciente.

El karma de cada alma determina las capacidades y limitaciones de sus cuatro cuerpos inferiores. Las imperfecciones de la forma física pueden ser debidas a la discordia que ha sido registrada sobre sus otros tres cuerpos inferiores.